Éxodo - Comentario Matthew Henry

25,00 €

Comentario expositivo y práctico al libro de Éxodo. Nueva versión íntegra y fiel de la obra original.

Cantidad

26El comienzo del libro anterior nos muestra cómo formó Dios el mundo para sí; el comienzo de este nos muestra cómo formó a Israel para sí, y a ambos para publicar sus alabanzas (Is 43:21).

Allí, en Génesis, tenemos la creación del mundo en historia, aquí la redención del mundo en tipo. Los traductores griegos llamaron a este libro Exodus (lo cual significa una partida o salida) porque comienza con la historia de la salida de los hijos de Israel de Egipto. Algunos aluden a los nombres de este libro y del anterior, y observan que inmediatamente después de Génesis, que significa comienzo u origen, sigue Éxodo, que significa una partida; porque a un tiempo de nacer le sigue inmediatamente un tiempo de morir (Ecl 3:2). Tan pronto como hemos hecho nuestra entrada en el mundo, debemos pensar en hacer nuestra salida, y dejar el mundo. Cuando comenzamos a vivir comenzamos a morir.

La constitución de Israel como pueblo fue una nueva creación. Al igual que la tierra, al principio, surgió primero del agua, y entonces embellecida y poblada, así a Israel se le hizo primero, por un poder omnipotente, emerger de la esclavitud egipcia, y después fue enriquecido con la ley y el tabernáculo de Dios. Este libro nos da:

I. El cumplimiento de las promesas hechas antes a Abraham (cf. cap. 1-19), y después:
II. El establecimiento de las ordenanzas que habían de observarse posteriormente por Israel (cf. cap. 20-40).
Moisés, en este libro, comienza, como César, a escribir sus propios Comentarios7; más aún, uno mayor, mucho mayor que César está aquí (cf. Mt 12:41-42). Pero, en lo sucesivo, el escritor es asimismo el héroe, y nos da la historia de aquellas cosas de las que fue testigo ocular y auditivo, et quorum pars magna fuit (y en las que tuvo una parte conspicua). Hay más tipos de Cristo en este libro que quizá en cualquier otro libro del Antiguo Testamento; porque Moisés escribió de él (Jn 5:46). Se representan aquí de diversas maneras la forma en que el hombre puede reconciliarse con Dios, y su participación en el pacto y en la comunión con él a través de un Mediador; y nos es de gran utilidad como ilustración del Nuevo Testamento, ahora que tenemos este para ayudarnos en la explicación del Antiguo.

Sobre los comentarios expositivos de Matthew Henry C.H. Spurgeon dijo:

Por ser el primero entre los mejores en cuanto a utilidad, estamos obligados a mencionar a aquel cuyo nombre es ya una palabra cotidiana: Matthew Henry. Es sumamente piadoso y conciso, sólido y sensato, sugerente y sobrio, sucinto y de confianza. Encontraréis que resplandece con metáforas, es rico en analogías, rebosa de ilustraciones y abunda en reflexiones. Su estilo es, por lo general, sencillo, evocador y lleno de contenido. Ve el sentido del texto directamente y ofrece el resultado de un minucioso conocimiento crítico de los originales a la altura de los mejores críticos de su época. Es profundamente espiritual, celestial y beneficioso, encuentra el contenido de cada texto y de todos ellos extrae lecciones enormemente prácticas y acertadas. El suyo es un tipo de comentario que debe colocarse donde lo vi en la antigua casa de reunión en Chester: encadenado en el vestíbulo para que cualquier persona pudiera leerlo. Es el comentario del hombre de a pie, el viejo compañero del cristiano, adecuado para cualquiera, instructivo para todos.

Todo pastor debería leer a Matthew Henry de forma completa y cuidadosa al menos una vez. Recomiendo que lo hagas en los doce meses posteriores a terminar el seminario. Comienza por el principio, y proponte atravesar la tierra desde Dan hasta Beerseba. Adquirirás una enorme provisión para tus sermones si lo lees con un cuaderno a mano; los pensamientos revolotearán a tu alrededor como golondrinas que trinan alrededor de un tejado a la llegada del otoño. Si expones públicamente el capítulo que has estado leyendo, tu congregación se asombrará por la novedad de tus observaciones y la profundidad de tus pensamientos, y entonces podrás decirles qué gran tesoro es Henry.


9788412211559
9 Artículos

Referencias específicas

16 otros artículos de la misma categoría:

Romanos

19,23 €

El deseo del autor es, por tanto, que muchos conviertan este comentario en una parte íntegra de su vida diaria.