El rico y Lázaro

5,00 €

Es una exposicion de Lucas 16:19-13.

Cantidad

En el último gran avivamiento religioso que hubo en la Gran Bretaña, hace un poco más de cien años, no había figura que llamara más la atención que la de Brownlow North (1810-1875).

Aunque su familia se distinguió por ser parlamentarios y líderes de la Iglesia, North vivió sin mayores preocupaciones como deportista, soldado y hacendado, hasta una noche inolvidable de 1854.

La razón del cambio que operó en su vida no ha sido descrita en mejores detalles que en los capítulos de este libro que formaron parte de los discursos que dio al aire libre durante el avivamiento en Irlanda del Norte en 1859.


2084
22 Artículos

Referencias específicas

16 otros artículos de la misma categoría:

Últimas preguntas

1,92 €


Un librito evangelístico ilustrado con fotografías a todo color. ¿Quién soy yo? ¿Por qué estoy aquí? ¿A dónde voy? ¿Existe Dios? ¿Cómo es Él? ¿Puedo conocerle y experimentar su poder en mi vida?.

Aceptado por Dios

5,77 €

El que esté buscando una relación con Dios para obtener esta gran liberación y ser un «hombre nuevo», debe leer este libro.

El camino a la vida eterna

8,65 €

Este libro contiene cuatro impactantes mensajes del llamado «príncipe de los predicadores», cuidadosamente seleccionados para aquellos que desean encontrar y seguir «el camino que lleva a la vida eterna».

  • Fuera de stock

Aquí va la respuesta

7,69 €

Este libro una respuesta clara, sencilla y comprensible para toda clase de lectores; pero, sobre todo, respaldada por la autoridad de la Palabra de Dios: la Biblia.

  • Fuera de stock

Todo por gracia

9,13 €

Entre los temas tratados se incluyen: ¿Qué estamos haciendo? Dios justifica al impío. ¿Dios es el que justifica? El justo y el que justifica. La liberación del pecado. Por gracia, por medio de la fe. La fe, ¿qué es? ¿Cómo podemos ejemplificar la fe?

  • Fuera de stock

La verdad inmutable

8,65 €

El autor demuestra que los problemas actuales del hombre que son, por cierto, numerosos y complicados se deben solo a que, por desgracia, no quiere aceptar la idea bíblica del yo, sus necesidades y el único camino por el cual puede ser liberado.