Institución de la religión cristiana (rústica)

24,04 €

(Rústica, 2 tomos)

Cantidad

La obra cumbre de la Reforma. De incalculable valor teológico e histórico y permanente vigencia. La excelente traducción de Cipriano de Valera, debidamente revisada en cuanto al lenguaje, realza aún más si cabe la excelente exposición teológica de Calvino. Una obra indispensable para conocer y valorar las raíces históricas de nuestra fe.

La Institución de la Religión Cristiana, es la primera y más famosa obra teológica del reformador francés Juan Calvino. Esta magna obra fue en gran medida el resultado de su estudio de la Biblia, la revisión de la teología de los Padres apostólicos, Lutero, Bucero, las sentencias de Pedro Lombardo y los decretos de Gracián. En su forma inicial era un catecismo ampliado, escrito en latín, organizando a la manera tradicional las doctrinas esenciales del protestantismo naciente. Contenía también un material suplementario contra los sacramentos que veía como falsos, y algunas ideas sobre la organización de la iglesia. Esta fue la obra de su vida, pues la revisó, tradujo y amplió sustancialmente en ediciones subsecuentes. La edición latina definitiva apareció en 1559, la francesa en 1560, y la primera en castellano, traducida por Cipriano de Valera, en 1597. De 85 mil palabras pasó a 450 mil. La Institución llegó a ser un manual sistemático y completo de la teología dogmática, el más influyente, de hecho, producido durante la Reforma.


7510
4 Artículos

Referencias específicas

16 otros artículos de la misma categoría:

El cielo y el infierno

8,65 €

Este libro se ocupa tanto de la más popular como de la más impopular de todas las enseñanzas cristianas: por una parte el Cielo y, por otra, el Infierno. 

Tratado de teología

12,98 €

Este primer libro publicado por The Banner of Truth Trust en inglés ha sido uno de sus éxitos de librería, además del volumen más útil e influyente de su catálogo a lo largo de los años

El fundamento apostólico

13,46 €

José Grau responde magistralmente a la luz de las aportaciones de importantes maestros del pensamiento evangélico, a los que el autor manifiesta su deuda de gratitud.