Suscribirse

Emociones encontradas

Emociones encontradas

Viernes día 28 de febrero era un día muy especial en la vida de Editorial Peregrino. Era el último día en que Demetrio asistía a la oficina como director de la empresa. El día 9 empieza su más que merecida jubilación, pero antes ha cogido una semana de vacaciones que le corresponde de este año 2014. Por primera vez Editorial Peregrino tiene que caminar por su propia cuenta sin que esté Demetrio para guiar su andadura.

Comida de despedida

Una ocasión de tanta envergadura merece marcarse de una forma especial, así que como plantilla salimos a comer juntos con el ahora ex-jefe. Y entre bocado y bocado pudimos meditar un poco sobre los últimos 35 años y como el Señor ha bendecido la obra. ¿Quién habría pensado que lo que empezó con una máquina de escribir y una gran dosis de ilusión, acabaría siendo lo que es hoy en día. Más de 200 títulos propios publicados, además de 40 títulos para Estandarte de la Verdad y unos 25 libros para África. Dos revistas, Nueva Reforma y El Heraldo del Pueblo, que van por el número 104 y 254 respectivamente. Libros que se venden en todo el mundo a través de nuestra página web (www.editorialperegrino.com), por Amazon y por nuestra propia red de distribución en América a través de Libros Desafío. Si añadimos los más de 350 títulos de otras editoriales que distribuimos, la oferta de Peregrino no tiene nada que ver con sus humildes principios a mediados de los años setenta.

Gratitud a Dios

Por lo tanto era un día de gratitud a Dios y de darle la gloria por todo lo que Él ha hecho en estos últimos años. Pero también había más emociones. Para empezar, ¡la de alivio! Es que 35 años lidiando con todos los problemas que vayan surgiendo en un ministerio como Peregrino es para cansar a cualquiera, sin hablar de la cantidad de trabajo que conlleva sacar adelante una empresa como Editorial Peregrino. Demetrio necesita descansar y esperamos que disfrute de su bien merecida jubilación.

La incertidumbre

Luego está la emoción de la incertidumbre. Por parte de Demetrio, el futuro está en el aire: ¿Dónde va a vivir? ¿Va a poder vender la casa? ¿Cómo va a ocupar su tiempo? Muchos interrogantes. Y luego para los que quedamos dentro. Es que son tiempos muy difíciles, para todos en general y para los vendedores de buenos libros cristianos en especial. A veces parece que nos hemos unido a esta gran cantidad de personas que luchan simplemente para llegar a final de mes.

La provisión de Dios

Pero a la vez, destacamos la emoción del descanso, de la confianza. Si el futuro es incierto tanto para Demetrio como para Peregrino, una mirada hacia el pasado nos anima a pensar que nuestro Dios nos va a acompañar. Si podemos decir que hasta aquí nos ha ayudado el Señor, y sabemos que Dios honra a los que le honran, podemos afrontar el futuro con confianza. Era el gran misionero Hudson Taylor quien dijo: “La obra de Dios, hecha a la manera de Dios, nunca le faltará la provisión de Dios.”

Orad por nosotros

El lunes día 3 celebramos como todos los lunes la reunión de equipo a primera hora. Y meditamos en las palabras de Hebreos 12:1-2: “…corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…”. Hay tantos que nos han precedido en la fe, incluso esta gran nube de testigos que son los autores cuyos libros cubren las paredes de nuestra oficina; y tenemos que correr este maratón duro y agotador que tenemos por delante, la carrera de seguir editando y distribuyendo buenos libros para el Pueblo de Dios. ¡Qué este mismo Dios nos ayude a mantener los ojos siempre puestos en Jesús, no en los problemas, o las dificultades, ni en los fallos y faltas, sino en Jesús. En palabras del apóstol Pablo en 1 Tesalonicenses 5:25 –“Hermanos, orad por nosotros.”

Últimas publicaciones

Mapa de Google