Suscribirse

Cuba

Cuba

¡Por fin se ha despejado el almacén! Parece que esos palés llevaban aquí una eternidad. Aunque realmente ha sido cosa de meses. Meses que hemos estado maniobrando por el almacén, evitando cajas de libros, esquivando palés sueltos, y tratando de encontrar huecos donde no los había para guardar nuevas llegadas al almacén.

Comienzo

Todo empezó ya a principios de noviembre del año pasado. Un correo de unos compañeros en Holanda preguntando si podríamos darles un precio para enviar doscientas cajas de libros a Cuba. Cada una de las cajas tenía que componerse los mismos doce títulos, para ser entregadas a doscientos pastores cubanos.
Hicimos nuestros cálculos, buscamos algunos títulos para añadir al pedido para así ser también de bendición a nuestros hermanos cubanos, y a los pocos días se confirmó el pedido. Y en aquel momento empezó la faena. Algunos títulos eran de casas ajenas y era necesario hacer los necesarios pedidos. Otros estaban agotados en almacén y tuvimos que organizar unas cuantas reimpresiones. Parece una tontería, pero todas las cajas tenían que ser del mismo tamaño – ¡ay con los malabarismos para calcular las dimensiones óptimas y luego encargar las cajas! Cajas que tenían que encajar de la mejor manera posible en los nuevos palés de plástico que era necesario comprar. ¡Todo un juego grande de Tetris!

Llegó el momento

Llegado el momento, cuando todo estaba reunido en el almacén,comenzó el trabajo de preparar cada caja con sus libros, apilarlas en su palé, envolver los palés para que aguantasen el viaje en barco desde Bilbao hasta La Habana, y después preparar todos los papeles para aduanas.

Cuatro meses después

Y hoy, casi cuatro meses después, llegó el momento de despedirnos de nuestros compañeros literarios y desearles «buen viaje». Oramos para que los libros sean de mucha bendición para los hermanos pastores que los reciban y para las iglesias donde pastorean.

Más libros de peregrino

No serán los primeros libros de Peregrino en llegar a la isla. Este pasado otoño nuestros hermanos estadounidenses en The Gospel Coalition (Coalición para el evangelio) imprimieron en Cuba dos mil ejemplares de nuestro título La predicación como prioridad, también para regalar a pastores en la isla. Esperamos que este libro sea dinamita, el poder de Dios en las manos de dos mil predicadores en tierras cubanas.

Contacto

El contacto de Peregrino con Cuba es constante. Cada semana llegan correos electrónicos y cartas tradicionales, todos con una cosa en común: el deseo de conseguir materiales que no están a su alcance. Algunas de las cartas, de verdad, te rompen el corazón.
Desde hace tiempo Peregrino ha buscado patrocinadores para subvencionar el envío a Cuba para suscripciones de la revista Nueva Reforma. ¡Cuán agradecidos están los hermanos al recibir su revista! Sabemos que muchas revistas se van pasando de mano en mano, repartiendo así la bendición. Pero queremos hacer más.

Decisión

Para este fin, hemos tomado la decisión de destinar un porcentaje de nuestras ventas anuales a la obra misionera, para países como Cuba. Peregrino no está sobrado de dinero ni tiene ventas anuales millonarias, pero hemos querido hacer algo. Entonces, al final del año haremos un cálculo de todo lo que hemos vendido, para que de esta manera otros compartan la bendición que hemos recibido.
Así que, la próxima vez que hagas un pedido recuerda que no solo serás bendecido tú al recibir y leer el libro, sino que lo serán también unos hermanos menos afortunados que tú.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERAFirma-MPH002

Mateo Hill   mateo@editorialperegrino.com

Se permite la reproducción de este artículo siempre que se cite su procedencia y se indique la dirección de nuestra página web.

Últimas publicaciones

Mapa de Google