Suscribirse

Carta desde la cárcel

Carta desde la cárcel

Carta desde la cárcel

Hace pocos días recibimos la siguiente carta en las oficinas de Editorial Peregrino desde una cárcel en California:

Apreciables hermanos en Editorial Peregrino.

Que Dios les bendiga grandemente a cada uno de ustedes. El motivo de mi carta es para contarles que me trasladaron a otra prisión y aquí estoy más encerrado que donde estaba antes. Pero que gracias al libro que ustedes me mandaron, que se llama “Dios mío ¿por qué sufro”, estoy tranquilo y confío grandemente en Dios, que un día me dé mi libertad física, porque libre espiritualmente ya soy.

Queridos hermanos, hoy nuevamente quiero molestarlos en saber si es posible que me puedan enviar el libro que se llama “Dios le sacó del fango” (ISBN 0-85234-152)…

…Discúlpenme la molestia y que no les puedo mandar nada por los gastos, pero ya tengo 23 meses con Inmigración, esperando que me aprueben asilo político.

Que Dios los bendiga grandemente y que los colme de bendiciones a todos ustedes y a sus familias.

FELIZ NAVIDAD

Importancia de los libros

Hace poco en este blog hablamos de la importancia de los libros y su alcance. En este caso no sabemos si este hermano tiene acceso a otros libros cristianos o a un capellán evangélico. Pero que bueno saber que un libro editado en “Un lugar de la Mancha” llegue a hacer tanto bien al otro lado del mundo.

En este caso fue Editorial Peregrino quien le entregó el libro. Pero podía haber sido cualquier persona quien lo hiciera. Quizá expresamente a él, o simplemente haciendo una donación a una biblioteca. Podía haber sido un pastor evangélico al visitarle y con una caja de libros para regalar. Pero lo importante es que los libros lleguen y hagan bien.

Vidas cambiadas

¡Cuán importante es apoyar a los que visitan a los presos! En la zona de España donde Editorial Peregrino tiene sus oficinas, hay una cárcel de alta seguridad donde un pastor de la zona visita en nombre de las iglesias. ¡Qué gozo escuchar de vidas cambiadas por la Palabra de Dios! Pecadores que pasan de las tinieblas a la luz. Personas que encuentran la libertad detrás de las rejas. Y cristianos que necesitan poner su vida en orden. Igual como Pablo y Silas en la cárcel en Filipos, no están fuera del alcance del poder de Dios.

Pregunta a tu pastor

¿Por qué no preguntar a tu pastor si hay alguien que visita en una cárcel cercana y apoyarle, sea en oración o con un donativo? ¿Cómo costea este hermano los materiales que regala, Biblias y libros etc.? Quizás no hay nadie para hacer tales visitas: ¿por qué no ponerlo en oración delante del Señor para ver si te puede usar en esta área? ¿Tienes libros en casa o en la iglesia que no vas a leer más que podrían servir para regalar a un preso? Tal y como alguien hizo con este hermano de la carta arriba.

Por cierto, le mandaremos el libro que ha pedido en seguida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAFirma-MPH002

Mateo Hill   administracion@editorialperegrino.com

Se permite la reproducción de este artículo siempre que se cite su procedencia y se indique la dirección de nuestra página web.

Últimas publicaciones

Mapa de Google